NARANJA MECÁNICA y su rica salsa para OJOS PROPIOS

ojos face a la mer

 

EL CALLAO TIENE OTRAS MUNICIONES… para no olvidarnos de ello está el último número de OJOS PROPIOS dedicado al Callao… aquí la Naranja, durante la presenta en Chucuito da una clase de salsa con brisa! Chim pum, Naranja!

 

maestro de la salsa chalaca en despliegue durante presentación del último número de OJOS PROPIOS (revista de fotografía) editado with a little help from the friends of MANOFALSA. OJOS llenó tres buses barranquinos que encallaron en nuestras costas chucuitas este domingo de santa rosa de 2009 donde libamos acariciados por el bello sol y la brisa de nuestro puerto.

presentación OJOS PROPIOS dedicado al Callao

PORTADA NOTA DE PRENSA OKOK:Layout 1.qxdSALSA & DIVERTIMENTOS MAÑANA DOMINGO 30 DE AGOSTO EN LA PLAZA CHUCUITO

El último número de Ojos propios, revista de fotografía, está dedicado a nuestro amado puerto república.  Allí encontraremos fotografías de Jaime Rázuri, Miriam Moreno, alteraciones fotograficonarrativoeditoriales de MANOFALSA y otras cosas más. 

Este picante y rosado número siete sale caliente y se celebra mañana desde el mediodía con la brisa sagrada de las islas sobre nuestros torsos.

La gente de Barranco podrá venirse en un bus parrandero con los de Ojos propios hasta el Callao, los deportistas vendrán como Olaya.

¡Chim pum, OJOS PROPIOS!

Callao anterior por Carlos Estela

Colección Currarino

Colección Currarino

Una conspiración en conjunto con nuestros Ojos Propios, lleva a manofalsa como ola a La Punta. Nos encontramos con el cazador de imágenes, coleccionista incurable de postales: Humberto Currarino.

De nuevo el sonido constante acariciando las piedras hasta gastarlas mezclado con el alarido entre alas de alguna gaviota sobre nuestras cabezas. Camino a la cita el eco de la brevísima y estupenda descripción de La Punta en pluma de Adalberto Varallanos componía el contrapunto de este viaje al pasado acompañados por el doctor Humberto Currarino, coleccionista apasionado por las postales quien mantiene vivo un Callao del que se nos ha hablado cuando niños. A través de sus imágenes subsisten como en el mito de la ciudad sumergida, calles intactas, rostros, vestimenta y usos de épocas aquellas que excitan la pluma del Cónsul Madrépora; imágenes que nos inflan de ganas de hurgar, saber, construir, interpretar nuestro origen chalaco.

Don Humberto fue quien hizo público el trabajo de Luis Sablich, editor de postales afincado en el Callao mediante el libro editado por la Región hace algunos meses y próximamente nos sorprenderá con otro hallazgo fantástico de su infatigable colección.

¡Chim pum, Currarino!