NARANJA MECÁNICA y su rica salsa para OJOS PROPIOS

ojos face a la mer

 

EL CALLAO TIENE OTRAS MUNICIONES… para no olvidarnos de ello está el último número de OJOS PROPIOS dedicado al Callao… aquí la Naranja, durante la presenta en Chucuito da una clase de salsa con brisa! Chim pum, Naranja!

 

maestro de la salsa chalaca en despliegue durante presentación del último número de OJOS PROPIOS (revista de fotografía) editado with a little help from the friends of MANOFALSA. OJOS llenó tres buses barranquinos que encallaron en nuestras costas chucuitas este domingo de santa rosa de 2009 donde libamos acariciados por el bello sol y la brisa de nuestro puerto.

Anuncios

¡No suspendan el festival del Callao!

Festival_Salsa_8Justo cuando ya había alistado la mejor de mis camisas me entero de la noticia fulera. Esta camisa tiene su historia, me la regaló en una de sus visitas al Callao,  Ismael Miranda.   Es de seda auténtica y tiene la  sombra de dos Latino-Afro-Caribeño Americanos enredando el cuerpo y echándose una salsa dura sobre un islote flotante con dos palmeras excéntricas(las palmeras no existen en el Callao) . En el horizonte de ese mar el sol está ocultándose y  se exhibe en dorado el bello lema :  ¡Gracias Puerto Rico, mi gigante chico!La historia de esa camisa es particular, pues me la afané justo en  el día del Callao. Día de su consolidación como Puerto República, eso es lo que se celebra todos los 20 de agosto. No su fundación (al Callao nadie lo fundó, ya existía cuando llegaron los barbudos).En aquella oportunidad me habían pasado el “yara”(en el Callao estos célebres “yaras” llegan por el mar, de puerto a puerto)  que una batería del extranjero vendría al Aromito a inaugurar una canchita de fútbol, así que fui a seguir al presentimiento y ver de quiénes se trataba. Grande fue la emoción  al encontrar a los ídolos de siempre, las estrellas de la  Fania: José Alberto “el canario”, el  siempre “niño bonito” de la salsa (Ismael Miranda), a  don “mano de piedra” Duran ,a la leyenda habanera Celia Cruz, dando de pataditas en el centro del campo, y a un cura gringo (con la sotana en el suelo) rociando los palos de los arcos de gotitas. Al parecer nadie se había enterado de esta honorable visita (¿o todo el Aromito estaba muerto?), así que tuve tiempo hasta para hacerle  una pregunta a cada uno, a doña Celia Cruz primero, le pregunté sobre su doctorado en Yale y si tenía algún contacto allí, a “mano de piedra” de frente lo “golpee”, y me puse en guardia.

-Pana, cuatro veces campeón del mundo. ¿A qué viene al Callao?, ¿a “coronarla” otra vez?

Al “canario” le pregunté sobre su  impresionante record de “soneos”, no estaba seguro del número, 199,200 “soneos” por tema en escenario.Para Ismael  tenía la mejor

– “Las caras lindas”, ¿cómo se puede pasar de ser un estudiante modelo de Harvard (que solo fumaba marihuana) y convertirse, en un parpadeo, en un salsero heroinómano, yunta de Héctor Lavoe. Todos saben que el callao es territorio de Héctor ¿sí o no? Qué bonita camisa tienes mi hermano. Antes de volver a mi puesto les pedí que firmaran mi viejo libro de visitas de la casa pensión, que ellos veían desde la cancha con nostalgia.

-Es una pensión con balcones  5 estrellas  con enredaderas en los techos, que mira hacia el mar bravo. Será para el otro festival primos.

Al volver a la pensión, mi  pescao  preguntó por mi “ausencia” algo arrebatada.

-Estuve con mis amigos de las estrellas Fania…

-Asu, me dijo, ¿tan temprano? Tú ya estás de más y salió molesta con dirección a la canchita.

Ahora nuestros amigos de la salud quieren suspendernos  el festival internacional de salsa en su versión 2009, porque según estos sanos, hay que  evitar la propagación de la famosa influenza porcina. Cómo puede un enemigo invisible detener la llegada de esa ráfaga de estrellas salseras y menguar las celebraciones desenfrenadas por nuestro aniversario 173. El puerto república está curado del susto. Ni siquiera los  eventuales maremotos nos hacen desvelarnos. Bailemos con tapa bocas entonces, en las calles del puerto  o en el mar,  pero  bailemos sobre  todo con harta kimba, fufulla y harto firulete.¡Salud!

¡Chin pun Callao!